Seguramente Ud. ha escuchado que el inglés es difícil de aprender y muy diferente al español. En parte es cierto, pero también es verdad que hay similitudes entre estos dos idiomas.

Ambos, el español y el inglés, comparten un mismo alfabeto, el alfabeto romano, lo cual es una ventaja para hablantes del español a la hora de aprender el idioma inglés.

Si Ud. tiene que leer la palabra “yes”, no tendrá mayor dificultad, ya que los fonemas que representan a esa palabra en inglés son exactamente los mismos que si leyera la palabra en español. Lea estas palabras inglesas, y casi seguro que los angloparlantes le comprenderán.

no

dad

banana

patio

gas

Muchas de las palabras del inglés tienen relación con las palabras del español, con apariencia similar, sonido similar, e incluso significado. Aproximadamente un 30% de las palabras que aprenderán en inglés serán similares a las que ya conocen en español. Aunque no las sepa pronunciar correctamente en inglés, Ud. sabrá lo que significan. A estas palabras las llamamos cognados.

pollution

contribution

monopoly

abdominal

agenda

actor

alcohol

animal

Otra ventaja que los hablantes del español tienen a la hora de aprender el inglés es la estructura oracional. Sí es verdad que hay un par de alteraciones o diferencias, como la posición de los adjetivos antes del nombre en inglés, mientras que en español el adjetivo va precedido por el nombre.

la mesa negra                     the black table

la niña morena                    the brunette girl

el hombre alto                      the tall man

Pero observen la estructura oracional en ambos idiomas y vean por sí mismos que es muy parecida.

La mesa negra está en la cocina.

The black table is in the kitchen.

El hombre alto es mi tío.

The tall man is my uncle.

La niña morena es muy inteligente.

The brunette girl is very intelligent.